jueves, 11 de junio de 2015

Carmen Mendoza de Vasquez, Phd en Ciencias de la Educación nos habla de "Empoderar a los niños"




Estamos culminando este par de semanas en el que hemos explorado la importancia de Empoderar a los Niños y no podíamos dejar de preguntarle a nuestra amada Carmen Mendoza de Vasquez, Phd en Ciencias de la Educación, con más de 38 años de experiencia en Educación Inicial, mamá, abuela y cuenta cuentos ...


¿A qué se llama empoderar?

Empoderar es expandir las habilidades y capacidades del individuo. En el caso de los niños y niñas es a través de las palabras el modelaje de conducta y el apoyo asertivo a sus procesos de crecimiento lo que le ira dando la posibilidad de tomar control sobre sus acciones. Esto desde mi punto de vista tiene relación con la teoría Ericksoniana en un primer estadio de confianza vs desconfianza.

¿Qué sucede en el niño cuando es desempoderado?

Creo que se están refiriendo al empoderamiento negativo, porque desempoderar es desaprender, y nuestras palabras, tono de voz, expresión corporal empoderan un lenguaje que el niño y niña internalizan y es así como sabrá que “Puede” o que “no puede”

Creo que los padres debemos sanar nuestro niño herido entendiendo que todo lo sucedido no se hizo para hacernos daño ni para traumarnos y comenzar a empoderar nuestras capacidades y potencialidades pues para eso solo necesitamos estar vivos.

De esta manera seremos coherentes con lo que decimos, pensamos y hacemos.

¿Hay una edad específica para comenzar a empoderar a nuestr@s hij@s?

El empoderamiento no es cuestión de edad, es un cambio dentro de nosotros, confiar en los dones que nos fueron dados, en nuestra espiritualidad, nuestra salud mental y emocional son las herramientas para criar niños y niñas seguros de sí mismo.

¿Cómo hacerlo?

El cambio es lo único constante en nuestras vidas, desaprender patrones de crianza que creemos obsoletos o que no tuvieron desde nuestro punto de vista efectos positivos en nuestra vida implica sanar nuestro niño herido y criar a partir de nuestros patrones siempre de la mano de la espiritualidad (encuentro con nuestra propia sabiduría) y de Dios, sabiéndonos únicos e irrepetible. Eso si, no es darle lo que no tuve…¡Si no lo tuvo ahora es momento de tenerlo!, es saber dar lo que necesita para vivir en un mundo rodeado de otros.

¿Qué beneficios para el niño trae empoderarlo?

Necesitamos una crianza que haga crecer y no menguar, que los haga participar de su día a día con independencia, sin culpa, sin miedo. Esto implica más acción y menos reacción Por esto hay que prestar atención a lo que en realidad queremos hacer y hacia donde queremos llegar.

¿Cómo es una familia que empodera a sus hij@s?

Creo que es un lugar que nos hace sentir nosotros mismos, nos encamina a encontrar nuestra sensibilidad y sabiduría. Nos sentimos seguros si hay confianza en nuestro proceso de crecimiento, hay respeto a nuestras diferencias individuales.

Y que mejor final para esta entrevista que saber que en un hogar donde les reconocemos a los hijos e hijas su valía y poder, ellos y nosotros los padres podemos disfrutar de un ambiento propicio para el amor sin condiciones.

Infinitas gracias Carmen por tus aportes a esta gran familia, siempre llenos de sabiduría y de esperanzas.

Y por supuesto ¡Gracias a todos por siempre estar!


No hay comentarios:

Publicar un comentario